Primera profesión: Nuevo salesiano pozoalbense

 

 
Después de un año en Italia, el pasado 8 de septiembre, en Genzano de Roma, tomé una muy importante decisión en mi vida con otros 14 chavales de diversos paises de Europa, profesé como salesiano de Don Bosco, en la Sociedad de San Francisco de Sales.  
 
Pero os preguntareis, porque en Roma y porque un año; pues ahora os lo cuento. 
 
Después de muchos años ya discerniendo mi vocación en distintos puntos de Andalucía con los salesianos, decidí dar un paso más, darle profundidad y seriedad a esa pregunta ¿qué quiere Dios de mí?, y  para ello los salesianos me aceptaron como novicio, en el Noviciado Internacional San Luis Versiglia, en Genzano de Roma, y el 7 de Septiembre de 2016 entré a formar parte de esta comunidad con otros 17 jóvenes que tenían las mismas inquietudes. Un año largo, pero también muy rico y muy especial en el que nos hemos dedicado a conocer profundamente la Congregación Salesiana, a nosotros mismos (nuestras virtudes y debilidades), y lo más importante a Dios, y el porque nos llamaba.
 
Al terminar este año, y con ayuda de mis formadores, llegué a la conclusión de que Dios me llamaba a servirlo en la Sociedad de San Francisco de Sales, siguiendo la via que don Bosco trazó, para servir a los jóvenes sobretodo a los más pobres. Por eso, el pasado día 8, como ya dije, profesé los votos de Obediencia, Pobreza y Castidad, en presencia de el inspector de la Inspectoria Centra de Italia, el cual me acogió dentro de la Congregación y en presencia de muchos salesianos, entre ellos nuestro inspector don Cristóbal. Además participaron en la celebración nuestras familias y todo el pueblo de Genzano di Roma, como testigos de lo que desde aquel día somos. Recibimos además dos signos, para hacer visible el compromiso y la opción de vida que tomamos, la medalla de los Salesianos de Don Bosco, y las Constituciones y Reglamentos de la Sociedad. Verdaderamente fué un dia de alegría y de agradecimiento a Dios por todo lo que me ha dado en la vida.
 
Ahora, desde hace cuatro días, estoy en Granada, comenzando una nueva etapa, el Posnoviciado, donde el estudio y la formación van a tener un peso muy importante, además de comenzar a tomar pequeñas responsabilidades en la pastoral juvenil.
 
Os pido a todos y todas que le pidais a Maria Auxiliadora por mi, para que me pueda mantener fiel a lo que el dia 8 profesé, y por mis compañeros, para que Ella nos guie como guió a don Bosco, a ser servidores de los jóvenes.
 
Un abrazo grande desde Granada.
 
Francisco Galán Fernández.

 

 

 

Escribir un comentario


© Adma Pozoblanco 2017-18

Acceso Usuarios

Visitas a nuestra Web:

03638

Menú de Usuario

Close
CPR certification onlineCPR certification online